Saltar al contenido
MisMascota.es

El veterinario de Kent ha sido despedido por cirugías inapropiadas

Un veterinario de Kent ha sido eliminado indefinidamente del registro RCVS después de realizar cirugías de reemplazo de cadera (THR) en cuatro perros que no habían logrado mantener su salud y bienestar, y sin preguntarles a sus dueños sobre alternativas u obtener un consentimiento informado.

Marthinus Ryk Botes enfrentó un total de nueve cargos relacionados con realizar (o recomendar) THR inapropiados en cinco perros sin una investigación adecuada y sin obtener el consentimiento informado de los propietarios.

Uno de los cargos también se relacionaba con la falta de mantenimiento de registros clínicos adecuados, claros y detallados de los cinco perros.

Tarifa

Dr Botes negó dos cargos relacionados con un labrador retriever llamado Cola, pero admitió otros siete y que esos cargos constituían una conducta profesionalmente vergonzosa.

Tanto el abogado de la universidad como el Dr. Botes hizo la moción de que se desestimaran los cargos uno y dos porque el propietario de Coca-Cola no asistió a la audiencia del Comité Disciplinario (DC) del RCVS sobre el testimonio y, por lo tanto, no estaría disponible para el contrainterrogatorio. El DC estuvo de acuerdo con estas acusaciones y las desestimó porque las encontró no probadas.

Sin embargo, se supo que los cargos restantes, que involucraban a un Staffordshire bull terrier macho llamado Kilo, una cocker spaniel hembra llamada Daisy, un cruce de West Highland White Terrier-Japanese Akita Inu llamado Sora y un cruce de Bichon Frise llamado Penny, fueron probados.

Mala conducta profesional

Al considerar si las alegaciones admitidas constituían una falta profesional grave, tanto individual como acumulativamente, el tribunal consideró la opinión de John Innes, RCVS Especialista en Cirugía de Pequeños Animales (Ortopedia) y Duncan Midgley, Médico Avanzado del RCVS (Ortopedia de Pequeños Animales). El DC también sintió que el Dr. Botes había admitido ambos cargos y que constituían una falta profesional grave.

Ian Arundale, presidente del comité, dijo: «Al tomar sus decisiones, el comité tuvo en cuenta la opinión del profesor Innes de que era importante para el Dr. No era razonable que Botes realizara la THR sin una evaluación adecuada del dolor de Kilo; que el THR realizado en Sora no estaba en el mejor interés del animal; y que era «completamente innecesario» recomendar el THR en relación con Penny.

«Además, el comité ha determinado que los dos THR realizados en relación con Daisy no eran lo mejor para ella. En opinión del Comité, las acciones y omisiones del Dr. Botes, por lo tanto, no garantiza la salud y el bienestar de los animales”.

factores

La DC consideró que los THR en cuestión eran una fuente de ganancias financieras, que el Dr. Botes reiteró durante un período de tiempo significativo y que su experiencia percibida en el campo de los animales pequeños lo colocó en una posición de mayor confianza y responsabilidad en ortopedia y su capacitación.

Sin embargo, como atenuante, consideró que el Dr. Botes había proporcionado información sobre algunos aspectos de la acusación en sus comunicaciones escritas al colegio, en su testimonio y en sus confesiones al principio de la investigación. Posteriormente, la DC determinó que todos los hechos habían resultado ser una falta profesional grave.

llegar a una decisión

El DC estaba considerando otras sanciones, incluida una suspensión y una moción, por parte del Dr. Botes – sobre suspensión de juicio con cartas de compromiso. Sin embargo, ordenó que el Dr. Los botes deben ser eliminados del registro indefinidamente.

Arundale agregó: «Dada la gravedad de la conducta y todos los factores considerados, cualquier sanción menor no tendría un efecto disuasorio y socavaría la confianza pública en la profesión y el proceso regulatorio. La remoción era la única sanción apropiada y proporcionada”.

Para tarifas completas y más detalles, consulte sitio web RCVS.