Saltar al contenido
MisMascota.es

PVA apela a RCVS para ‘reconsiderar’ planes de ‘desabastecimiento’

Las reformas propuestas a las pautas Under Care aumentan el riesgo de que los animales sean mal diagnosticados o tratados de manera inapropiada, advirtió una organización veterinaria recién formada.

La Asociación Veterinaria Progresista (PVA) ha sumado su voz a los llamados a reconsiderar los planes de la RCVS pocos días antes de que se espere una decisión final al respecto.

El colegio ha sostenido que el cambio es esencial, aunque sus propuestas fueron calificadas como un «momento Brexit» potencial para el sector durante un debate en el London Vet Show (LVS) en noviembre.

soporte BVA

Ahora, el PVA, lanzado después de esa reunión, ha apoyado a otras asociaciones veterinarias y académicos que han argumentado que cualquier posible reforma debería basarse en la implementación de la relación veterinario-cliente-paciente (VCPR).

Algunos grupos han argumentado que tal relación solo puede establecerse a través de medios virtuales.

Pero la PVA dijo: «Hay mucha información clínica que solo se puede recopilar a través de un examen físico y equiparar esto con una consulta telefónica o por video como ‘evaluación clínica’ podría conducir a un diagnóstico erróneo y una prescripción incorrecta.

«Suministrar automáticamente un cliente y su animal al veterinario al otro lado de la línea, independientemente de si la consulta remota es apropiada en estas circunstancias particulares, representa un riesgo».

Agregó: «El PVA se une a la BVA para pedir que el RCVS reconozca y legisle sobre la relación veterinario-paciente-paciente».

Decisión definitiva

Se espera que la decisión final sobre las reformas propuestas se tome este jueves 19 de enero durante una reunión del Consejo RCVS en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Nottingham.

Los documentos para la sesión aún no se han publicado y un portavoz de la universidad dijo que no podía comentar sobre las opiniones del PVA antes de que se publicaran.

Pero los altos funcionarios académicos han insistido en que se necesita una reforma para que las pautas se ajusten al uso futuro y para abordar las anomalías en las regulaciones actuales.

Reconocimiento de riesgos

La presidenta Melissa Donald reconoció que los riesgos potenciales no podrían eliminarse por completo durante la reunión de LVS, pero argumentó que el organismo ya debe responder a cambios sectoriales más amplios.

Sin embargo, la PVA ha instado a la universidad a «pensar de nuevo», argumentando que se debe preguntar a la profesión si quiere el cambio.

Aunque una consulta sobre los planes obtuvo unas 2700 respuestas, el colegio dijo que el proceso fue diseñado para evaluar si la guía y sus salvaguardas eran suficientes y si se necesitaban adiciones o cambios, en lugar de si debían implementarse.

‘Sabor de cambio’

Pero la PVA dijo: «Solo el consejo sobre qué tipo de cambio favorecería la profesión parece sorprendente».

El grupo también ha pedido más asesoramiento legal, diciendo que «no está convencido» de la orientación que Fenella Morris KC le dio a la universidad.

En un resumen publicado, argumentó que el término «evaluación clínica» debe considerarse que abarca tanto las interacciones cara a cara como a distancia, y que el tipo de evaluación que se consideraría apropiado dependería de las circunstancias de cada caso individual.

Pero la base legal para la reforma ha sido una manzana de la discordia clave en los últimos meses después de que una reunión del consejo el verano pasado dijera que la universidad permanecería en una posición «precaria» si se burlaba de ella.

Segunda opinión

El PVA pidió que se requiera una segunda opinión que «considere la evidencia científica de las diferencias en el alcance y la precisión de los datos generados a través de una consulta física versus remota en una variedad de escenarios clínicos».

El grupo también advirtió sobre las posibles consecuencias negativas para las prácticas independientes de los cambios en respuesta a las preocupaciones expresadas en el sector sobre las propuestas para brindar atención de emergencia las 24 horas.

Dijo que sus clientes podrían «convertirse automáticamente en los de entidades capaces de construir la infraestructura de un servicio de triaje veterinario las 24 horas».