Saltar al contenido
MisMascota.es

Presa Canario – Todo lo que tienes que SABER

Presa Canario es un cánido originario de las Islas Canarias, conocido singularmente por ser un can de importante tamaño y de raza peligrosa, pues, como su nombre señala, tiene una mordida que hace presa y no abre con sencillez. Sin embargo, cualquier can, con independencia de sus peculiaridades, puede ser una mascota de familia si se forma adecuadamente desde cachorro y si se socializa adecuadamente.

Ha llegado a ser considerado como símbolo natural de la isla de Gran Canaria por el Gobierno de Canarias por su relevancia, así como la especie vegetal cardón. Se piensa que los ancestros de esta raza habitaban la isla desde sus orígenes, en especial las islas de Tenerife y Gran Canaria.

Los primeros perros de presa de las Islas Canarias eran majoreros, y datan del siglo XIV. Los indígenas de las islas tenían una angosta relación con estos canes, puesto que junto a ellos hallaban protección, guarda, y guía del ganado. Cuando las Islas Canarias fueron conquistadas por la Corona de Castilla, y empezaron a llegar a dicho territorio otros europeos, estos primeros perros se fueron propagando para otros usos, y asimismo empezaron a probarse en ellos ciertos cruces para lograr una mayor eficiencia en sus nuevos trabajos.

De la mezcla de los majoreros con otros perros de presa de España, como el Alano o bien el Dogo de España, brotaron animales fuertes y robustos, que además de esto resaltaban en lo que se refiere a agilidad y empuje. Estos canes se usaron primordialmente para labores relacionadas con la ganadería, o bien como apoyo para los carniceros que precisaban la fortaleza de los perros para sostener a los animales cuando iban a ser sacrificados.

Asimismo a lo largo de una temporada, cara el siglo XVIII, los perros afines al presa canario tal y como lo conocemos hoy día, se usaron en riñas de perros luchando contra otros perros llegados al lado de los británicos que asistían tanto temporal como claramente. A lo largo de este tiempo, el carácter de los perros se fue alterando para desarrollar un instinto de lucha, o bien por lo menos una buena predisposición. De este modo, se hicieron por norma general vencedores al pelear contra otras razas de tipo bulldog o bien bulterrier, mucho menos potentes que el presa canario.

Sin embargo, transcurrido un tiempo, son muchas las razas que influyeron en la genética de la raza actual. Desde los primeros majoreros, hasta los propios bulldog y bulterrier traídos por los ingleses. En esta temporada se procuraba un género de cánido en especial fuerte y con peculiaridades convenientes para la lucha, y apenas se tenía presente la estética del animal. Por eso aun actualmente resulte un can eminentemente funcional con unas cualidades físicas envidiables.

En el avance de la historia, llegó el instante en que las riñas de perros se prohibieron en toda España, lo que asimismo significó la pérdida de interés en la raza de la mayor parte de las personas. Esto hizo que el presa canario llegase prácticamente a desaparecer extinguido, debido asimismo al hecho de que muchas otras razas llegaron a las islas. En este punto, cara mil novecientos sesenta, eran poquísimos los ejemplares de la raza que se podían localizar.

Por fortuna para la supervivencia de la raza, un conjunto de personas decidió salvarla unos diez años después, y se empezó un programa de restauración a través del que lograr exactamente los mismos ejemplares robustos y fuertes, mas que además de esto tuvieran unas peculiaridades físicas específicas. Tras este esmero, la raza se formó de nuevo, captando el interés de las personas de las islas que lo veían como una parte de su patrimonio. Asimismo empezó a exportarse a otros lugares del planeta, si bien no es una de las razas más numerosas en todo el globo.

Actualmente, hay una esencial polémica en torno a este animal y al dogo canario, 2 razas muy semejantes, que ciertos aseguran que son exactamente la misma, y otros garantizan que son diferentes. La verdad es que los dos proceden del mismo sitio y de exactamente los mismos cruces, mas hoy en día se encuentran regulados por diferentes clubes, y cada uno de ellos con unas peculiaridades sutilmente únicas. El dogo canario está registrado por la FCI desde dos mil uno, y el can de presa canario está registrado por el UKC desde dos mil tres. Además de esto, en la descripción del estándar de las dos razas hay algunas diferencias esenciales como una morfología destinada a diferentes objetivos. En todo caso, en nuestros días las dos razas están reconocidas y tienen exactamente la misma relevancia en hogares de todo el planeta.

Características del presa canario

El can de presa canario es un animal de tamaño medio o bien grande, realmente fuerte y robusto, con una notable masa muscular que no obstante no le resta agilidad o bien potencia en el momento de moverse. Su altura media no es mucho mayor a ciertos perros pastores, aun puede ser algo más pequeño, mas su corpulencia y musculatura hacen que se perciba como un animal de mayor tamaño, muy impresionante para cualquier otro can y asimismo para los humanos.

Entre las peculiaridades del presa canario resalta su cabeza, de forma cuadrada y compacta, bastante grande en proporción al resto de su cuerpo. El morro no es demasiado largo, mas si grande y fuerte, asimismo de forma cuadrada que señala la potencia de su dentición. Acaba además de esto en una nariz grande y negra, que le da su característica expresión. Llaman la atención asimismo en su semblante los ojos almendrados y de color cobrizo o bien más oscuros, y unas orejas de tamaño medio, que naturalmente caen a los dos lados de la cabeza mas que desgraciadamente aún se cercenan a los cachorros hoy día a fin de que adquieran una forma erguida y picuda con la pretensión de que el animal dé una sensación de mayor riesgo.

En lo que se refiere al cuerpo, se puede destacar que es más largo que alto, asimismo recto y de proporciones convenientes y marcadas. Su pecho es ancho y asimismo muy profundo, y la espalda acaba en una cola gruesa que se afina cara el final, de longitud media. Las patas no son exageradamente largas, mas si fuertes y anchas, y proveen al animal de toda la potencia precisa cuando se halla en movimiento o bien cuando debe de efectuar algún sacrificio físico específico.

Si bien no se puede estimar como un gigante al presa canario, la verdad es que se trata de un animal poderosísimo, razón por la que se halla clasificado como un can peligroso. Sin embargo, los perros de presa peligrosos no lo son por el hecho de pertenecer a una determinada raza. La mayor parte de ocasiones el carácter de un animal tiene más que ver con su educación que con su genética, y cualquier cánido puede ser un enorme animal de compañía si se forma adecuadamente.

Tamaño del presa canario

El presa canario es una raza canina muy fornida y robusta, mas no es de las más grandes que se conocen. Las hembras pueden llegar a medir entre cincuenta y seis y sesenta y dos centímetros a la cruz, y los machos entre sesenta y sesenta y seis. En lo que se refiere al peso, en general se halla en torno a los cincuenta kilogramos, si bien se conocen ejemplares machos de la raza que han llegado a pesares hasta sesenta y cinco kilogramos. Es el conjunto de la masa muscular y la potencia lo que hace que este animal esté visto como uno de los más peligrosos de todo el planeta canino.

Pelaje del presa canario

El pelaje de esta raza resalta por ser áspero al tacto, cortísimo y plano. Apenas pierde pelo a lo largo de todo el año, con lo que sus cuidados dismuyen a un cepillado algunas veces y un baño solo cuando es preciso. En lo que se refiere al color, se demanda en el estándar de la raza que siempre y en todo momento sea atigrado, y por norma general con una máscara negra en una gran parte de la cara. Asimismo puede enseñar en ocasiones máculas blancas en distintas zonas del cuerpo, como el pecho, la garganta, las patas o bien los dedos, si bien jamás demasiado atractivas. Asimismo posiblemente aparezcan ejemplares absolutamente negros, si bien estos no están siempre y en toda circunstancia reconocidos en el estándar de otras organizaciones.

Comportamiento del presa canario

Con toda la mala fama que tiene esta raza, verdaderamente su carácter es muy sosegado y calmado. Es seguro de sí, mas no tiende a ponerse inquieto ni a alterarse en ninguna situación. Es un perfecto animal de compañía para la familia, pues es exageradamente fiel y noble con los suyos, si bien puede mostrarse algo tímido y reservado con los extraños debido a su herencia como can de guarda.

Por otra parte, el presa canario es un can inteligente y muy obediente, que va a estar expectante de aprender todo tipo de trucos y que siempre y en todo momento va a tener buena predisposición. El carácter con pequeños del presa canario es en general bueno, mas va a haber que tener precaución con sus juegos por el hecho de que es un animal con mucha fuerza que podría hacerles daño involuntariamente.

Principales enfermedades del presa canario

Esta raza disfruta de una buena salud por lo general, si bien puede ser propensa a determinadas enfermedades hereditarias por su tamaño y por sus peculiaridades. Entre las enfermedades más frecuentes en la raza resaltan la displasia de cadera, la displasia de codo, la epilepsia, o bien la torsión gástrica. Todas y cada una controlables en mayor o bien en menor medida si se sostienen unos buenos hábitos generales en el animal.

Cuidados básicos del presa canario

El presa canario no es un animal que requiera excesivos cuidados, si bien sí demanda un sinnúmero de atención y ejercicio para sostenerse sano y equilibrado a todos y cada uno de los niveles. Es singularmente esencial para su salud asistir al veterinario con la frecuencia debida para comprobarlo y para sostener al día su calendario de vacunación y sus desparasitaciones.

En lo que se refiere a la estética, el poco pelo fallecido que suelta se va a poder quitar con un cepillado semanal con un peine blando que no llegue a hacerle daño. Asimismo es recomendable bañarlo cada seis o bien ocho semanas para no dañar la capa protectora de su piel y que esté siempre y en todo momento refulgente.

Otra de las cuestiones a tener en consideración para asegurar el mejor estado de salud del animal es la nutrición. Siempre y en todo momento se debe decantarse por un comestible de alta calidad y en la ración conveniente. Además de esto, se aconseja dividir su ración en múltiples tomas al día para eludir una posible y peligrosa torsión gástrica.

La demanda de ejercicio del presa canario es bastante elevada, pues tiene un sinnúmero de energía que puede derivar en agobio y en otros inconvenientes de comportamiento si no la suprime de la manera conveniente. Los paseos diarios van a ser obligatorios, aparte de otros ejercicios más potentes y actividades que supongan un reto mental para el animal.

Curiosidades del presa canario

Muchas personas se empeñan en comparar el presa canario vs dogo argentino. Lo cierto es que sus características como razas son a la vez similares y diferentes. Ambos son perros de presa de gran potencia, pero físicamente difieren en cuanto a su morfología y estética. Por lo general, el dogo argentino es más atlético y estilizado, mientras el presa canario es un animal musculoso y muy robusto.

Si crees que esta raza es la más adecuada para ti, el primer paso es acudir a un criador especializado y experimentado con la misma. Solo así tendrás todas las garantías de salud del cachorro, y también de su temperamento. Además, también podrá ayudarte en su educación y en cualquier duda que se te presente con el tiempo para que vuestra relación sea inmejorable y segura tanto para ti como para el resto de personas.