Saltar al contenido
MisMascota.es

5 trastornos alimentarios que pueden afectar a los perros

Perro doméstico comiendo de su plato

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Si bien los trastornos alimentarios son bien conocidos en los seres humanos, no muchas personas conocen los trastornos alimentarios que afectan a los perros.

Los animales tienen diferentes razones para los hábitos alimenticios inusuales, pero pueden ser igualmente preocupantes para los dueños de mascotas preocupados.

Aquí hay cinco trastornos alimentarios que pueden afectar a los perros.

1. Comer en exceso

CACHORROS DE JACK RUSSELL

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Los perros que comen en exceso corren el riesgo de sufrir obesidad y las complicaciones que conlleva el sobrepeso, como estrés articular, enfermedades cardíacas, enfermedades hepáticas y problemas renales. Comer en exceso suele ser un problema cuando se alimenta a los perros, lo que significa que la comida está demasiado disponible cuando lo deseen.

Muchos dueños de mascotas asumen que un perro que mendiga significa hambre, pero la mayoría de los perros son comedores oportunistas. Comerán lo que puedan siempre que lo consigan, llenos o no.

Este es un comportamiento normal del perro, lo que significa que, como padre de una mascota, debe regular la cantidad de comida que puede comer su perro.

Perro Corgi junto a un plato de comida seca

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Sin embargo, comer en exceso no siempre es causado por los humanos de un perro. Las enfermedades hormonales como el hipotiroidismo o la enfermedad de Cushing pueden provocar un aumento de peso. Un metabolismo más lento a medida que el perro envejece también puede ser una causa.

Algunas razas también son más propensas a aumentar de peso. En estas circunstancias, es necesario ajustar la dieta para que los perros no coman en exceso y no aumenten de peso.

Incluso comer la misma cantidad que antes del inicio de la enfermedad, tanto como otros perros de otra raza, o tanto como cuando eran jóvenes. pueden ser Comer en exceso.

2. Desnutrición o anorexia

Imagen recortada de perro comiendo huesos de leche sobre el césped

(Crédito de la imagen: Getty Images)

No es raro que un perro se salte una comida aquí o allá. Pero cuando los perros dejan de comer por completo, las consecuencias pueden ser graves.

La anorexia en los perros puede provocar síntomas como dolor, fiebre, ictericia, dificultad para respirar, pulmones y latidos cardíacos débiles, hinchazón y cambios en el tamaño de los órganos.

Perro gran danés come en la cama

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Hay muchas causas para Desnutrición en perrosy puede ser uno de los primeros indicadores de enfermedad. Consulte a un veterinario si su perro deja de comer. Las enfermedades que afectan los sistemas autoinmunitario, respiratorio, gastrointestinal, óseo, endocrino o neurológico pueden provocar pérdida de apetito por dolor o estreñimiento.

La desnutrición también puede ser causada por el envejecimiento, problemas cardíacos, medicamentos, ingestión de sustancias tóxicas o crecimiento anormal.

Perro examina plato de comida para perros

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Si su perro experimenta un cambio de entorno o una rutina diaria diferente, es posible que el problema no sea físico, sino psicológico. La ansiedad por separación también puede hacer que un perro se niegue a comer.

El estrés, la depresión o un estilo de vida sedentario pueden provocar anorexia en los perros. El hecho de que su perro sea particularmente quisquilloso con la comida también puede llevar a que se niegue a comer.

Debido a que las causas de la desnutrición son tan diversas, es importante consultar a su veterinario y realizar pruebas. Es probable que deba hacer algunos cambios en la dieta y, si el problema se agrava, es posible que su perro necesite una vía intravenosa durante algún tiempo.

3. Comer heces o coprofagia

Cerca de la mano de un hombre recogiendo caca de perro con una bolsa mientras su perro está olfateando

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Los perros pueden comer heces por varias razones. Conocido como Coprofagia, La conducta alimentaria fecal puede ser peligrosa. Parvo, giardia, gusanos y una variedad de bacterias y otros parásitos pueden estar presentes en las heces de perros y otros animales.

Este hábito es bastante común en los perros y la causa puede ser difícil de identificar. Romper con estos también es un hábito difícil, por lo que limpiar rápidamente los desechos de su perro y evitar la basura de otros perros y animales mientras camina son pasos importantes.

Mujer joven se agacha sobre sus rodillas mientras limpia después de su perro en la cocina

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Un perro puede comer heces para recopilar información. Al rastrear la composición química con su órgano vomeronasal sensible que busca olores, un perro puede descubrir, entre otras cosas, qué animal dejó las heces, sus feromonas y su dieta.

A veces, los perros responden a la programación instintiva para mantener las cosas limpias. Las perras en la naturaleza pueden comer heces para evitar que sus cachorros atraigan a los depredadores. Lo mismo puede suceder con varios perros en el hogar, con el perro sumiso comiendo las heces de un perro dominante.

Castigar a tu perro por hacer caca en la casa puede desarrollar el hábito de comerse la evidencia para evitar ser castigado.

Día 02. Tewksbury

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Los cachorros a veces comen heces para saber si lo que comen es comida o no. La mayoría se convierte en un hábito cuando son adultos, pero algunos requieren reentrenamiento.

Los perros mal alimentados pueden intentar reciclar sus desechos para absorber los nutrientes que no recibieron la primera vez.

Las heces de los gatos son ricas en proteínas debido a su dieta, y los perros pueden sentirse atraídos por ellas debido a su alto contenido de proteínas.

Los parásitos o problemas pancreáticos pueden causar coprofagia. O los perros podrían simplemente comer heces para llamar la atención.

Debido a que existen tantas causas, es importante consultar a su veterinario cuando su perro come heces y encontrar posibles soluciones.

4. ridiculizar

Cachorro de chihuahua mientras come

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Cuando un perro come la comida demasiado rápido, a menudo sin masticar mucho, la comida se burla o se la devora. Esto puede provocar asfixia o problemas gastrointestinales como vómitos, torsión del estómago o gases.

Ridículo también puede provocar problemas de conducta. Si su perro cree que le pueden quitar su fuente de alimento, puede reaccionar agresivamente si un humano u otro perro se acerca mientras está comiendo.

Foto de un niño alimentando a un cachorrohttp: //195.154.178.81/DATA/i_collage/pi/shoots/783492.jpg

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Ridículo puede ser un comportamiento que se transmite desde la etapa de cachorro hasta la edad adulta. Cuando los cachorros son amamantados, pueden sentir que están compitiendo por recursos con sus compañeros de camada.

A medida que se desarrolla este patrón, puede persistir, especialmente en perros adultos que viven con otros animales en el hogar. Sin embargo, también puede ocurrir en perros que son el único animal en el hogar.

Ciertas afecciones médicas, como los parásitos, pueden afectar la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes, o la comida nutricionalmente inadecuada también puede hacer que su perro tenga más hambre de lo habitual y comience a burlarse de la comida.

Labrador retriever hambriento se está alimentando en casa.

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Consulte al veterinario si burlarse es algo nuevo. Su veterinario puede realizar pruebas para detectar parásitos o recomendar cambios en la dieta. Si el comportamiento es un patrón, asegúrese de que su perro coma en un lugar donde no sienta que tiene que competir por la comida, lejos de otros animales o cualquier cosa que pueda quitarle su fuente de alimento.

Hay varios tazones de comida diseñados para ralentizar a los perros para que tengan que trabajar por su comida. Estos a menudo contienen granos en el suelo que un perro tiene que sortear para llegar a la comida, lo que los obliga a comer lentamente.

También puede intentar alimentar a su perro con la mano o servir pequeñas cantidades a la vez, en lugar de un tazón lleno a la vez.

5. Picas

Labrador Retriever roe un árbol dañado por un castor.  Fotografiado en abril en la región de Moscú.  Rusia

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Pica es el consumo de artículos que no están destinados a ser una fuente de alimento. Puede ser cualquier cosa, desde algodón hasta objetos metálicos y piedras. Cualquier cosa.

La pica puede causar asfixia y una variedad de problemas gastrointestinales, incluidos bloqueos, que pueden ser fatales si no se tratan. El físico Causas de la pica puede ser muy grave e incluir lesiones cerebrales, problemas pancreáticos o anomalías del sistema circulatorio.

Para descartar esto, debes visitar a un veterinario. Otras causas son de naturaleza más psicológica y requieren un cambio de comportamiento.

Un lindo cachorro de border collie de 3 meses acostado sobre la hierba.

(Crédito de la imagen: Getty Images)

El estrés y la ansiedad por separación pueden conducir a comportamientos inusuales como la pica, al igual que el aburrimiento o la soledad. A algunos perros les resulta estimulante tanto física como mentalmente masticar.

Los perros estresados ​​o frustrados pueden desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo, que se manifiesta en conductas como la pica. Es importante asegurarse de que su perro esté haciendo suficiente ejercicio y estimulación mental a lo largo del día. Un perro cansado es un perro feliz.

Rottweiler miente masticando un zapato

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Pica puede ser un comportamiento que llame la atención. Si te molesta que tu perro coma cosas, es posible que te esté buscando alguna Reacción tuya en absoluto. La mala atención también es un tipo de atención.

Los perros también pueden tragar objetos como forma de competencia. Por ejemplo, si tiene tendencia a arrancar objetos de la boca de su perro, es posible que trague solo para evitar que lo tome.

Almohadillas de mordida para bulldogs ingleses

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Asegúrese de que su perro esté estimulado mental y físicamente. Elimine los estímulos que provocan estrés de su entorno. Enséñele a su perro a dejar caer objetos cuando se le ordene. Trate la ansiedad por separación.

Todas estas son tareas que son más fáciles de decir que de hacer y llevan tiempo. La mejor idea es consultar a un conductista profesional oa su veterinario que pueda ayudar a controlar la pica y sus causas subyacentes.

¿Tu perro tiene hábitos alimenticios inusuales? ¿Cómo ayudó a tratarlos? ¡Háznoslo saber en los comentarios a continuación!

La publicación 5 Trastornos de la alimentación que pueden afectar a los perros apareció por primera vez en DogTime.