Saltar al contenido
MisMascota.es

¿Cómo consigues que el perro de tu vecino deje de ladrar?

Perro ladra contra la casa

Si el perro de su vecino no deja de ladrar, puede ser más que un pequeño problema. Un perro que ladra que no es suyo puede perturbar su sueño, arruinar su tranquilidad o convertirse en una molestia que le induzca a sufrir dolor de cabeza.

Incluso puede hacer que sus perros se porten mal ya que los ladridos constantes se convierten en una distracción y es posible que sus propios cachorros sientan la necesidad de ladrar.

¿Cómo se consigue que el perro de un vecino reduzca el ruido? A continuación se indican algunos pasos que debe seguir.

Habla con tu vecino

Escena del vecindario adolescentes en bicicleta familia otoño - vecinos charlando mientras pasean perros y hacen jardinería

(Crédito de la imagen: Getty Images)

En primer lugar, es importante que no se enoje con el perro, por muy tentador que sea. El perro es solo un perro y hace lo que hacen los perros.

En lugar de, Ve directo a tu vecino. Es posible que no sepa que si el perro ladra mientras está en el trabajo o fuera de casa, hay un problema. O ya saben que los ladridos son un problema y podrían intentar solucionarlo.

No haga suposiciones o acusaciones y acérquese después de haber tenido tiempo de calmarse.

Conoce a tu vecino. Las notas escritas a mano se pueden ignorar y no conducen al diálogo. Comunicar los problemas que tiene con el perro de su vecino es clave.

Si descubres que son nuevos padres de perros y no tienen mucha experiencia, puedes recomendarlos a guías de entrenamiento útiles como esta o referirlos a un entrenador local.

Bloquea la vista del perro

Perro mirando por encima de la valla

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Los perros pueden ladrar cuando son territoriales y sienten que usted se mueve en su césped.

Si encuentra que el perro de su vecino ladra cada vez que entra en su jardín o se acerca a la propiedad del vecino, es probable que el perro sea territorial.

Una buena solución para este tipo de ladridos es bloquear la vista del perro con una cerca, algún tipo de pantalla o algunos arbustos y árboles. Si el perro no puede verte, es menos probable que te vea como una amenaza.

Hazte amigo del perro

Amigos y niños pequeños están paseando a los perros.

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Es posible que el perro aún pueda sentir su presencia al escucharlo u olerlo. Entonces, si los ladridos continúan, puede ser el momento de presentarte al cachorro para que sepa que no eres una amenaza.

Pregúntele a su vecino si puede conocer a su perro y hacer amigos. Si el perro ya no lo ve como un intruso, es posible que no sienta la necesidad de ladrar cuando esté cerca.

También puedes sorprender al perro cuando estás en tu jardín porque no sales a menudo. Si asusta al perro, puede intentar pasar más tiempo en el jardín. De esa manera, nada fuera de lo común le aparecerá al perro cuando estés allí.

Utilice un silbato o un emisor de ruido.

El dueño del perro entrena a su Labrador Retriever con un silbato, Labrador Retriever se sienta en el fondo

(Crédito de la imagen: Getty Images)

El refuerzo positivo es la mejor forma de entrenar a un perro. Sin embargo, si su vecino no se está tomando el entrenamiento en serio, es posible que usted deba corregir el comportamiento del perro que ladra.

A Silbato para perros hace un sonido que no molesta a los humanos ni daña a los perros, pero la alta frecuencia molestará a cualquier perro que pueda escucharlo.

Cuando el perro del vecino empiece a ladrar, haz sonar el silbato. Puede provocar más ladridos al principio, pero si el cachorro llega a asociar su ladrido con el irritante silbido, eventualmente podría ladrar. Deja de ladrar para evitar el ruido.

Tambien hay Radiador de ruido de alta frecuencia que puedes colocar afuera. Estos reaccionan a los ladridos y Emite un sonido similar al silbato del perro.. Con suerte, esto corrige el comportamiento.

Estas soluciones pueden funcionar en algunos casos, pero no siempre son efectivas. Solo tenga en cuenta que otros perros que viven cerca también pueden ser molestados por el ruido, incluso si no ladran.

Presentar una queja por ruido

El West Highland White Terrier ladra.

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Si todo lo demás falla y su vecino no intenta contener los ladridos, puede que sea el momento de hacerlo. presentar una queja por ruido.

Habla con tus otros vecinos y fíjate si los ladridos les afectan tanto como a ti. Pídales que presenten una queja similar. Infórmese sobre las leyes locales, ya que las diferentes áreas tienen diferentes leyes que regulan los ladridos de perros y las quejas por ruido.

Las agencias de control de animales generalmente son responsables de hacer cumplir las quejas por ruido sobre perros que ladran. Es muy probable que su vecino reciba una advertencia formal, pero si el ruido continúa, es posible que le den una cotización.

Llamar a la policía no siempre es el mejor paso, ya que los agentes suelen tener más problemas para preocuparse que los perros que ladran. Sin embargo, si sospecha que el abuso o la negligencia están causando los ladridos, es importante que las autoridades se involucren.

Con suerte, las advertencias y las citas motivarán a su vecino a lidiar con el problema. De lo contrario, podría ser un buen momento para invertir en audífonos o audífonos con cancelación de ruido.

¿Qué le recomendarías a alguien que quiere que el perro de un vecino deje de ladrar? ¡Háganos saber en los comentarios a continuación!

Sobre el tema de los artículos a juego:

Haga clic en los enlaces en negrita del artículo para comprar y respaldar nuestro contenido.