Saltar al contenido
MisMascota.es

Enteropatía sensible al gluten en perros: síntomas, causas y tratamientos

(Obtenga más información sobre la enteropatía canina sensible al gluten. Crédito de la foto: Achim Schuelke/EyeEm/Getty Images)

La enteropatía sensible al gluten canina es una condición rara que afecta a los setter irlandeses. La causa de la enfermedad es el consumo de cereales, que contiene gluten.

Generalmente, la condición causa pérdida de peso y diarrea.

El estado se hereda.

Si ve signos de la afección en su perro, consulte a un veterinario para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas de la enteropatía sensible al gluten en perros

La condición produce una pequeña cantidad de síntomas. En general, la condición causa diarrea y pérdida de peso. Además, en algunos casos, la condición del pelaje de un perro se deteriora.

Causas de la enteropatía sensible al gluten en perros

(Crédito: GK Hart/Vikki Hart/Getty Images)

La causa de la enfermedad es heredado. Eso significa que un perro nace con él. En concreto, la enfermedad solo afecta a los setter irlandeses.

En general, comer granos que contienen gluten conduce a la afección. Por ejemplo algunos de los cereales más comunes que la provocan contener:

Tratamientos para la enteropatía sensible al gluten en perros

Primero, su veterinario le preguntará acerca de los síntomas de su perro. En segundo lugar, su veterinario le preguntará sobre las circunstancias en las que su perro pudo haber comido gluten.

En tercer lugar, se realiza un examen físico completo.

También se realizan análisis de sangre y orina. En particular, el nivel de folato sérico de su perro puede confirmar la condición.

En general, cambiar su dieta es la mejor manera de tratar la afección. Esto significa eliminar los alimentos con gluten de la dieta de tu perro.

Su veterinario puede ayudarlo a desarrollar una dieta segura y saludable para su perro. Sin embargo, tenga en cuenta que a veces su perro puede tardar un tiempo en hacer una transición exitosa a una nueva dieta. La paciencia es la clave.

¿Alguna vez has cuidado a un perro que padecía esta enfermedad? ¿Cómo ayudó su veterinario a su perro a recuperarse? Háganos saber en la sección de comentarios a continuación.