Saltar al contenido
MisMascota.es

Fracturas maxilares y mandibulares en perros: síntomas, causas y tratamientos

(Obtenga más información sobre las fracturas maxilares y mandibulares en perros. Crédito de la foto: megaflopp/Getty Images)

Las fracturas maxilares y mandibulares caninas ocurren cuando se rompe el hueso de la mandíbula superior o inferior de un perro. El trauma suele ser la causa.

Técnicamente, una fractura maxilar implica la mandíbula superior. Una fractura mandibular afecta la mandíbula inferior.

Si ve signos de la afección en su perro, consulte a un veterinario para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas de fracturas maxilares y mandibulares en perros

La condición produce una variedad de síntomas. Los síntomas varían según la extensión y la ubicación de la lesión.

En general, algunos de los síntomas más comunes contener:

  • no puedo abrir la mandibula
  • Partes deformadas de la cara.
  • los dientes estan rotos
  • hemorragias nasales
  • sangrando por la boca

Causas de fracturas maxilares y mandibulares en perros

(Crédito de la imagen: LukaTDB/Getty Images)

La causa de la enfermedad suele ser una trauma físico a la cara Sin embargo, ciertos otros factores pueden hacer que un perro sea más propenso a desarrollar esta afección. Algunos de estos factores son:

Tratamientos para fracturas maxilares y mandibulares en perros

Primero, su veterinario le preguntará acerca de los síntomas y el historial médico de su perro. En segundo lugar, su veterinario le preguntará acerca de las circunstancias recientes en las que su perro pudo haber sufrido un trauma.

En tercer lugar, se realiza un examen físico completo. Se ordenan análisis de sangre y orina.

Finalmente, los rayos X se pueden utilizar para evaluar la extensión de la enfermedad.

El tratamiento generalmente implica cirugía. Esto sirve para arreglar y corregir la mandíbula.

También se recetan analgésicos y antibióticos. Como siempre, si su veterinario le receta un medicamento a su perro, es importante seguir las instrucciones exactas de dosis y frecuencia. También completar todo el curso de medicina.

Después del tratamiento, es importante mantener visitas regulares al veterinario. De esta manera se puede monitorear la recuperación de su perro. Las radiografías de seguimiento a menudo son parte de este proceso.

¿Alguna vez has cuidado a un perro que padecía esta enfermedad? ¿Cómo ayudó su veterinario a su perro a recuperarse? Háganos saber en la sección de comentarios a continuación.