Saltar al contenido
MisMascota.es

Glomerulonefritis en perros: síntomas, causas y tratamientos

(Obtenga más información sobre la glomerulonefritis canina. Crédito de la foto: Anita Kot/Getty Images)

La glomerulonefritis en perros es una enfermedad renal en la que se inflaman pequeños vasos llamados glomérulos. Normalmente, los glomérulos filtran la sangre por todo el cuerpo.

Técnicamente, la condición también se conoce como Nefritis Glomerular o GN.

Desafortunadamente, ciertas razas de perros sufrir más que los demás. Algunas de estas razas incluyen Greyhounds, Bernese Mountain Dogs y Cocker Spaniels.

Si ve signos de glomerulonefritis en su perro, consulte a un veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas de la glomerulonefritis en perros

La condición produce una variedad de síntomas. Por ejemplo, algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Bebe más agua de lo habitual
  • Vómito
  • pérdida de apetito
  • sangre en la orina
  • perder peso
  • orinar mucho
  • parecer letárgico

Causas de la glomerulonefritis en perros

(Crédito de la imagen: andresr/Getty Images)

La causa de la condición puede ser una de varias cosas. Por ejemplo, algunas de las causas más comunes contener:

  • gusano del corazón
  • diabetes mellitus
  • infección
  • garrapatas
  • problemas autoinmunes
  • enfermedad de Lyme
  • dermatitis
  • gingivitis

Además, ciertas razas de perros sufren más la enfermedad que otras. Por ejemplo, algunas de estas razas incluyen:

  • Bull terrier
  • samoyedo
  • dálmata
  • Terranova
  • Cocker Spaniel
  • Perros de montaña de Bernese
  • rottweiler
  • galgos

Tratamientos para la glomerulonefritis en perros

Primero, su veterinario le preguntará acerca de los síntomas de su perro.

En segundo lugar, se realiza un examen físico completo.

En tercer lugar, también se realizan análisis de sangre y orina. Posteriormente, los resultados de la prueba pueden ayudar a indicar la condición.

En última instancia, se puede usar una biopsia del riñón para confirmar la afección.

Generalmente, el tratamiento se enfoca en tratar la condición subyacente. A menudo se utiliza la terapia de fluidos intravenosos. También se recetan antibióticos para tratar infecciones.

Como siempre, cuando su veterinario le recete un medicamento a su perro, asegúrese de seguir las instrucciones para la dosis y la frecuencia correctas. También completar todo el curso de medicina.

En general, a menudo se recomiendan suplementos de ácidos grasos omega-3. Además, su perro puede beneficiarse de una dieta recetada. Su veterinario le ayudará a formularlo.

¿Alguna vez has cuidado a un perro que padecía esta enfermedad? ¿Cómo ayudó su veterinario a su perro a recuperarse? Háganos saber en la sección de comentarios a continuación.