Saltar al contenido
MisMascota.es

Micotoxicosis Toxicidad por aflatoxinas en perros: síntomas, causas y tratamientos

(Obtenga más información sobre la toxicidad de las aflatoxinas por micotoxicosis en perros. Crédito de la foto: Justin Paget/Getty Images)

La toxicidad de las aflatoxinas por micotoxicosis en perros es un tipo de infección fúngica que resulta de comer alimentos en mal estado. La condición puede afectar el hígado de un perro.

En general, la afección se desarrolla cuando granos están expuestos a alta humedad. A veces, las marcas comerciales de alimentos para perros tienen brotes de la enfermedad.

En general, los perros al aire libre, las perras preñadas y los machos jóvenes corren mayor riesgo de contraer esta afección.

Técnicamente, el nombres de setas que causan la afección son Aspergillus flavus, A. parasiticus y Penicillium puberulum.

Si ve signos de toxicidad por aflatoxinas micotóxicas en su perro, consulte a un veterinario para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas de micotoxicosis Toxicidad por aflatoxinas en perros

La condición produce una variedad de síntomas. Por ejemplo, algunos de los síntomas más comunes incluyen:

Desafortunadamente, en casos severos, la condición puede ser fatal.

Causas de la micotoxicosis Toxicidad por aflatoxinas en perros

(Crédito de la imagen: Oliver Rossi/Getty Images)

La causa de la enfermedad es un perro que come alimentos a base de cereales contaminados. Esto provoca una reacción tóxica.

En general, evite que su perro coma alimentos que estén visiblemente malos, mohosos o en mal estado.

Tratamientos para la micotoxicosis Toxicidad por aflatoxinas en perros

Primero, su veterinario le preguntará acerca de los síntomas de su perro. En segundo lugar, su veterinario le preguntará acerca de las circunstancias en las que su perro pudo haber comido alimentos en mal estado.

En tercer lugar, se realiza un examen físico completo.

Por lo general, también se realizan análisis de sangre y orina. El análisis de orina, en particular, puede confirmar la condición.

El tratamiento incluye una variedad de opciones. En muchos casos se requiere fluidoterapia intravenosa.

En otros casos, se pueden usar drogas. Como siempre, cuando su veterinario le recete un medicamento a su perro, asegúrese de seguir las instrucciones para la dosis y la frecuencia correctas. También completar todo el curso de medicina.

En general, ajustar la dieta de su perro puede ayudar a prevenir la afección. Por lo general, una dieta rica en proteínas es clave. Siempre pida ayuda a su veterinario cuando cambie la dieta de su perro.

¿Alguna vez has cuidado a un perro que padecía esta enfermedad? ¿Cómo ayudó su veterinario a su perro a recuperarse? Háganos saber en la sección de comentarios a continuación.