Saltar al contenido
MisMascota.es

Paro auricular en perros: síntomas, causas y tratamientos

(Obtenga más información sobre el paro auricular canino. Crédito de la foto: Dann Tardif/Getty Images)

El paro auricular canino es una condición asociada con un ritmo cardíaco anormal. Afortunadamente, la condición se considera buena. bastante raro en perros.

Sin embargo, algunos perros son genéticamente predispuesto a la condición Ejemplos de estas razas incluyen Shih Tzus, Braco alemán de pelo corto y Springer Spaniel inglés.

Si ve signos de paro auricular en su perro, consulte a un veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas de paro auricular en perros

La condición produce una variedad de síntomas. Por ejemplo, algunos de los síntomas más comunes. contener:

  • Ritmo cardíaco más lento de lo normal
  • parecer letárgico
  • perder el conocimiento
  • Tos
  • respiración dificultosa
  • Perder y desperdiciar músculo

Causas de paro auricular en perros

(Crédito de la imagen: primipil/Getty Images)

La causa de la condición puede ser una de muchas cosas. Algunas de las causas más comunes de la enfermedad incluyen:

Además, ciertas razas de perros parecen estar genéticamente más predispuestas a la enfermedad. Algunas de estas razas son:

  • Viejos pastores ingleses
  • Springer spaniels ingleses
  • shih-tzu
  • Braco alemán de pelo corto

Tratamientos para la parada auricular en perros

Primero, su veterinario le preguntará acerca de los síntomas de su perro. En segundo lugar, su veterinario le preguntará sobre el historial médico de su perro. Esto incluye, en particular, cualquier problema relacionado con la raza.

En tercer lugar, se realiza un examen físico completo. También se realizan análisis de sangre y orina.

En general, el uso de un electrocardiograma (ECG) puede monitorear el corazón de su perro y confirmar la condición.

El tratamiento depende de la gravedad de la afección. En los casos más graves, se requiere hospitalización. Esto es para administrar terapia de fluidos y estabilizar la condición.

En otros casos, se puede usar un marcapasos para tratar la afección.

En general, es importante brindarle a su perro un ambiente tranquilo y apacible en el hogar mientras se recupera. Además, haga visitas periódicas a su veterinario para controlar la recuperación de su perro.

¿Alguna vez has cuidado a un perro que padecía esta enfermedad? ¿Cómo ayudó su veterinario a su perro a recuperarse? Háganos saber en la sección de comentarios a continuación.