Saltar al contenido
MisMascota.es

Tumores del folículo piloso en perros: síntomas, causas y tratamientos

(Obtenga más información sobre los tumores del folículo piloso en perros. Crédito de la foto: Liudmila Chernetska/Getty Images)

Los tumores de folículos pilosos en perros ocurren cuando los folículos pilosos no crecen correctamente. Afortunadamente, la condición es mayormente benigna y el pronostico es bueno.

Técnicamente, hay dos tipos de condiciones. su nombre es Tricoepiteliomas y pilomatricomas.

Desafortunadamente, ciertas razas de perros tienen más probabilidades de desarrollar la condición que otras. Ejemplos de estas razas incluyen pastores alemanes, setters irlandeses y basset hounds.

Si ve signos de la afección en su perro, consulte a un veterinario para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas de los tumores del folículo piloso en perros

La condición produce principalmente tumores. A veces los tumores pueden infectarse. Específicamente, los sitios más comunes para que aparezcan los tumores son los hombros, la espalda y las extremidades de un perro.

Causas de los tumores del folículo piloso en perros

(Crédito: Liudmila Chernetska/Getty Images)

Se desconoce la causa de la enfermedad. Sin embargo, ciertas razas de perros parecen estar genéticamente predispuestas a la condición. Estas razas incluyen:

  • pastores alemanes
  • sabuesos basset
  • setters irlandeses
  • Cocker Spaniel
  • Springer spaniels ingleses
  • Perros de alce noruegos
  • caniche
  • Schnauzer miniatura

Tratamientos para la condición en perros.

Primero, su veterinario le preguntará acerca de los síntomas de su perro. En segundo lugar, su veterinario le preguntará sobre el historial médico de su perro. Esto incluye cualquier problema específico de la raza.

En tercer lugar, se realiza un examen físico completo. Luego se toman muestras de cualquier tumor para su análisis.

Finalmente, también se realizan análisis de sangre y orina.

El tratamiento se enfoca en extirpar los tumores. Este es un procedimiento quirúrgico.

En general, es importante revisar a su perro en busca de tumores adicionales en casa durante la recuperación. Habla con tu veterinario si detectas alguno.

¿Alguna vez has cuidado a un perro que padecía esta enfermedad? ¿Cómo ayudó su veterinario a su perro a recuperarse? Háganos saber en la sección de comentarios a continuación.