Saltar al contenido
MisMascota.es

Vólvulo de dilatación gástrica (GDV) en perros: síntomas, causas y tratamientos

(Obtenga más información sobre el vólvulo de dilatación gástrica en perros. Crédito de la foto: Catherine Falls Commercial/Getty Images)

El vólvulo de dilatación gástrica en perros ocurre cuando demasiado gas y comida en el estómago hace que se hinche y se tuerza. La condición puede ser en peligro la vida.

La condición se refiere a menudo como GDV. Tenga en cuenta que la condición también es ligeramente diferente de la hinchazón en los perros.

Las razas de perros más grandes tienen mayor riesgo de desarrollar la afección.

Si ve signos de vólvulo de dilatación gástrica en su perro, consulte a un veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas del vólvulo de dilatación gástrica en perros

La condición produce una variedad de síntomas. Por ejemplo, algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • dolor en el estomago
  • Vómito
  • estar inquieto
  • babeando
  • pérdida de apetito
  • actuando retraído

Causas del vólvulo de dilatación gástrica en perros

(Crédito de la imagen: Sebastián Condrea/Getty Images)

Lamentablemente, se desconoce la causa de la enfermedad. Sin embargo, ciertas razas de perros más grandes corren mayor riesgo de desarrollarlo. Por ejemplo algunas de las razas más amenazadas contener:

  • setter irlandés
  • perro pastor alemán
  • San Bernardo
  • mastín alemán
  • sabueso basset
  • Braco de Weimar

Además, los perros mayores tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad que los cachorros más jóvenes.

Tratamientos para el vólvulo de dilatación gástrica en perros

Primero, su veterinario le preguntará acerca de los síntomas de su perro. En segundo lugar, su veterinario le preguntará sobre el historial médico de su perro. Esto incluye cualquier problema específico de la raza.

En tercer lugar, se realiza un examen físico completo.

En última instancia, se utiliza una radiografía para confirmar la condición. La forma torcida del estómago de un perro aparece en una radiografía (y distingue la condición de la hinchazón).

Por lo general, se requiere cirugía para tratar la afección. Se inserta un tubo en el esófago. Esto permite que escape cualquier acumulación de gas.

Luego se realiza una operación para torcer el estómago. La anestesia se utiliza durante este proceso.

Durante la recuperación de la condición, la mayoría de los perros requerirán analgésicos. Como siempre, cuando su veterinario le recete un medicamento a su perro, asegúrese de seguir las instrucciones para la dosis y la frecuencia correctas. También completar todo el curso de medicina.

Además, mientras tu perro se recupera en casa, solo necesita comer comidas pequeñas. Su veterinario le ayudará a crear un plan de alimentación adecuado para su perro.

¿Alguna vez has cuidado a un perro que padecía esta enfermedad? ¿Cómo ayudó su veterinario a su perro a recuperarse? Háganos saber en la sección de comentarios a continuación.